domingo, 18 de agosto de 2013

Recuerdos de un superviviente ©

Recuerdos de un superviviente

Por R.R.Almeida

Aún recuerdo los días en los que estaba inmerso en una larga contienda. La guerra es simple, o luchas, o no tendrás futuro. Yo, al enterarme de que debía luchar, sentí bastante miedo, incluso temor por lo que pudiera pasar, no quería batallar. Pronto me di cuenta que aceptando la situación todo sería más fácil...o mejor dicho, menos difícil.
La lucha no es salir con los amigos a divertirse, siempre será difícil, pero puedes hacer que sea menos complicada.
Una de las peores cosas era cuando estábamos en plena batalla y veíamos caer a algunos compañeros; en ocasiones atacábamos con una afilada hoja para intentar extirparlos de su bastión; otras veces intentábamos quemarlos con radiación, parece brutal, pero no nos quedaba otra; También queríamos acabar con ellos ayudándonos de la química, lo malo es que muchos de los buenos caían, pero con constancia y aguante logramos acabar con el enemigo. ¿Que quién es? El cáncer, quién si no, un maldito enemigo que ataca desde el interior, pero contra el que nunca te debes rendir.