martes, 27 de agosto de 2013

Libertad ©

Libertad

 Por R.R.Almeida


Vuela, vuela como las aves,
y aunque no tengas alas,
no permitas que eso te pare.
Encontrarás a quien te diga que no podrás
tu trabajo consiste en demostrarle que eres capaz.
 
En la vida siempre encontrarás
situaciones en las que debas luchar.
No te rindas y aprende lo necesario para vencer,
el saber es lo mejor que puedes tener,
el saber puede ayudarte a ganar
y demostrar una vez más que puedes brillar.
 
Las estrellas no brillan por estar allí arriba,
lo hacen por su atómica fuerza interior,
aprende de ellas a no decaer jamás,
a mantenerte en lo más alto aunque no puedas volar.
No olvides dónde reside la auténtica felicidad,
esa felicidad que te da la libertad.