miércoles, 8 de mayo de 2013

Páginas sueltas del diario de un Dios ©

Páginas sueltas del diario de un Dios

Por R.R.Almeida.

Día 1, año 0.

Comienzo este diario para ir contando cómo marcha mi periplo como Dios. Tras acabar la carrera y el máster en un prestigioso universo liderado por un gran Dios, me han dado la oportunidad de tener mi propio universo. Usaré todo lo que he aprendido hasta ahora para que sea el mejor. Quiero que la raza que llegue a predominar sobre otras viva feliz y en armonía junto a todo lo que les brindaré. Seguro que lo consigo.

Hoy creé el planeta en el que me centraré. Puse en él todo lo necesario. Un poco de tierra, bastante agua, y todos los seres vivos para que habiten estos entornos. Estoy muy ilusionado, e impaciente por ver cual de todas las especies llega a evolucionar y predominar sobre las demás.

Día 287, año 1.

Han pasado casi dos años desde que creé mi universo, un periodo ínfimo, pero va avanzando bien. Aún no hay una especie que predomine sobre las demás. Me pregunto cuál de ellas será.
La vegetación es la forma de vida que más abunda, abarca desde la tierra hasta los océanos. También son los que más años viven, aún veo árboles que puse ahí el día que nació el planeta.

Día 24, año 87.

Mi joven planeta está avanzando mucho más rápido que los de mis compañeros. Ellos siguen sin muchos cambios, sin embargo el mío tiene una especie predominante sobre la tierra, y para mi asombro fue una especie marina la que evolucionó hasta salir a la tierra y dominar a las otras especies. No hace falta decir que también son los que reinan en el entorno acuático.

Día 129, año 555.

La especie predominante de mi planeta, la cual lleva cientos de años, está causando demasiados desastres, y según el manual del Dios, no puedo ayudar si no me lo piden.

La inteligencia de esta especie no ha avanzado nada, sólo su fuerza y su físico ha cambiado, para mejorar en su arte de cazar y alimentarse. Lamento mucho lo que debo hacer, acabaré con esta especie aunque conlleve la destrucción de parte de mi planeta y la aniquilación de algunas otras especies. Espero que en mi siguiente intento no vuelva a fallar.

Día 123, año 987.

Por fin hoy he visto signos de que la inteligencia de una especie está evolucionando, también su apariencia física que se ha ido adaptando a sus necesidades. ¡Han comenzado a crear herramientas! Las usan para ayudarse a cazar a otras especies para alimentarse. Hoy es un gran día, preveo que esta especie será la mejor creada hasta ahora. Ya puedo empezar a olvidarme de lo pasado hace más de cuatrocientos años.

Día 358, año 1987.

Como esperaba, esta especie ha evolucionado de una forma excepcional  Han conseguido reunirse en pequeñas sociedades, muy básicas aún, pero con un gran potencial. Usan las cuevas como refugios, algunas excavadas por ellos mismo cooperando. Cazan en manada con sus herramientas, las cuales han avanzado también. Su comunicación también está evolucionando, se comunican mucho mejor que hace mil años, tienen algunas palabras, y cada año que pasa veo un gran avance.

Sin ser los más fuertes han conseguido predominar sobre las otras especies, creando herramientas para su ayuda han conseguido aguantar mil años, no me cabe la menor duda de que aguantará miles de años más.

Día 78, año 2984.

Las pequeñas sociedades se han convertido en bastos imperios regidos por unos pocos individuos de la especie predominante. Su comunicación está en un nivel altísimo, usan miles de palabras distintas, y  sus primeros idiomas han evolucionado en un gran repertorio de lenguas según iban segregándose en distintas comunidades. Han comenzado a rendirme culto...aunque cada sociedad a su manera. No han entendido que sólo tienen que pensar en mí y hablarme, les atenderé encantado. Veremos cómo avanzan las religiones.

Día 143, año 3355.

No soporto más que se peleen por mí...o más bien por la imagen de Dios que se han creado ellos mismos con las religiones. Al principio pensé que sólo me rendían culto a su manera, dependiendo de las zonas. Ahora que han creado medios de transporte como los barcos, viajan a otras tierras y quieren imponer sus reglas y creencias a quienes no han evolucionado tanto como ellos. Aniquilan a otras sociedades de su misma especie.

Cuando comenzaron a pedirme favores, yo se los concedía, pero llegó un momento que recurrían a mí para todo. No me gustaba que estuvieran comenzando a depender de mí. Decidí no intervenir más, o por lo menos que no supieran si intervenía o no. Deben valerse por ellos mismos, pero no me gusta el camino que están siguiendo.

Día 223, año 3775.

Todo es un descontrol. Se matan entre ellos, y lo que es peor, matan a otras especies por pura diversión. Han perdido el respeto por todo lo que he creado.

La mayoría ya no cree en mí, muchos otros creen en las religiones que han perdurado. Otros en cambio no creen en estas religiones y hacen lo que ellos creen mejor. Estos últimos son la pequeña llama de esperanza que queda, espero que no se apague. No sé que hice mal, pensé que con la evolución de su inteligencia protegerían su tierra, su hogar. Pero no, todo lo contrario, la destruyen.

He pensado en hacer lo mismo que hace más de tres mil años, pero he decidido dejarles seguir así, ellos mismo acabará por destruirse.

R.R.Almeida.